viernes, 2 de febrero de 2018

Multa de 10.000 euros por almacenar neumáticos sin licencia

Una empresa, multada con 10.000 euros por almacenar neumáticos sin licencia
En la web de Asboc ya hemos hablado de la importancia de una gestión eficiente de los residuos en el taller. Y es que cumplir con las estrictas normas que, en materia de medioambiente, deben observar todos los negocios de reparación de vehículos es uno de los aspectos más importantes en su día a día.

La correcta gestión de residuos que genera la actividad del taller aporta una serie de ventajas al negocio como una mejor percepción por parte del cliente (al existir un mayor orden y limpieza), así como la reducción de las posibilidades de multa por una inadecuada gestión…

En este sentido, uno de los componentes de los vehículos que más residuos genera, además de los lubricantes, son los neumáticos, especialmente por el importante lugar que ocupan en las instalaciones. Por ello, es fundamental cumplir con la ley y contar con un gestor de residuos especializado que pueda encargarse de su retirada.

Todo teniendo en cuenta que, además de dañar el entorno, el taller que cometa al imprudencia de no seguir lo establecido por la legislación puede verse abocado, como decíamos, a importantes multas como la que tendrá que hacer frente una empresa de Guadalajara.

Multa de 40.000 euros... reducida

De este modo, la empresa Hugel Ibérica de Automoción deberá pagar una multa de 10.000 euros por almacenar neumáticos usados en una parcela de un polígono de la localidad de Yunquera de Henares sin tener licencia municipal para ello. El depósito se había realizado en una parcela, cuyo suelo está considerado como rústico de reserva.

Así, el ayuntamiento castellanomanchego considera la infracción como grave ya que ni la empesa tenía licencia ni ese uso era compatible con las ordenanzas municipales. La sanción, que ha sido publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, era en un principio de 40.000 euros pero el consistorio de Yunquera de Henares ha decidido rebajarla en un 75% después de que la empresa haya cumplido con la petición del ayuntamiento de volver a dejar la parcela en su estado inicial.