miércoles, 16 de octubre de 2019

El 5G, un dron y un coche conectado ya reducen el riesgo de accidentes en zonas rurales

Un dron y un coche conectado ya reducen el riesgo de accidentes también en zonas rurales
Robledillo de la Jara es un pueblo de 90 habitantes situado en la sierra norte de Madrid, a 80 km de la capital. Su paisaje está formado por robles, pinos, águilas reales y desde hace unas semanas… por drones y tecnologia IoT.

Seat, Telefónica, DGT, Ficosa y Aeorum han puesto en marcha un proyecto piloto de 'Internet de las cosas' (IoT) en el que, gracias a un dron y un coche conectado, se detecta a ciclistas y obstáculos en la vía. Para realizar este proyecto, ha sido necesaria una conectividad móvil celular con las primeras características de la futura red 5G. El objetivo: dar al conductor un “sexto sentido” para prevenir accidentes.

El 5G y la comunicación de los vehículos a tiempo real se asociaba hasta ahora a entornos urbanos, donde Seat y Telefónica llevaron a cabo la primera fase del proyecto, con dispositivos integrados en la infraestructura como cámaras, señales luminosas y sensores infrarrojos.

“Hemos visto como el coche es capaz de comunicarse en ciudad con su entorno y ahora también en zonas rurales. En esta prueba piloto incorporamos un dron, que envía la información a la red celular y ésta al vehículo, y el conductor tiene la información en el cuadro de instrumentos”, asegura César de Marco, responsable de 5G Connected Car de Seat.

El ser humano tarda unos 150 milisegundos en reaccionar al tacto, la vista y el olfato. Con la futura conectividad 5G, el tiempo de reacción desde que se detecta un obstáculo hasta que se comunica con el coche es de 5 milisegundos. “Gracias a esta tecnología celular, que ya tiene características 5G, podemos obtener una baja latencia y detectar a tiempo real la presencia de ciclistas o vehículos en la carretera”, asegura De Marco.

Así funciona el sistema

1.-La cámara del dron captura una imagen, por ejemplo un ciclista circulando por la carretera.
2.-El dron envía la imagen en tiempo real a un servidor MEC (Multi-Access Edge Computing).
3.-El servidor dispone de un software de visión artificial, que analiza la imagen y detecta si hay una bicicleta o algún otro obstáculo en la carretera.
4.-Analizada la información, se envía un aviso al vehículo conectado, y éste enseña una alarma en su cuadro de instrumentos. El conductor ya sabe que hay un ciclista más adelante y debe dejar distancia de seguridad para adelantarle.

“Lo que queremos es poner la tecnología al servicio de la seguridad en carretera”, comenta De Marco. Más de la mitad de las muertes por accidentes de tráfico son de los usuarios más vulnerables: ciclistas, peatones y motociclistas. En Europa, 2.100 ciclistas mueren al año y 250.000 resultan heridos. Los drones van a poder proteger zonas de baja visibilidad o un difícil acceso”, concluye César de Marco.

Con la futura implementación del 5G se podrían reducir un 69% el riesgo de accidentes, según las asociaciones automovilísticas internacionales de 5G (5GAA).

Pere Navarro, sobre el coche eléctrico: "cometimos el error de vender un producto que no tenemos dónde enchufarlo"

Pere Navarro, sobre el coche eléctrico: "cometimos el error de vender un producto que no tenemos dónde enchufarlo"
La 'guerra' contra el diésel no es una cuestión sólo de España. Es evidente que los motores más viejos de gasóleo contaminan, pero también es evidente que los propulsores de última generación contaminan infinitamente menos. Si las tecnologías lo permiten, nadie se puede negar a un mundo más limpio y si la solución pasa por eliminar los motores de combustión, todos podemos estar más o menos de acuerdo.

Lo que tampoco se puede negar es que la transición hacia una movilidad más limpia debe ser paulatina, no queriendo prohibir y pretender eliminar de un plumazo el parque actual, eminentemente diésel. Hasta esta conclusión parece haber llegado el director general de Tráfico, Pere Navarro, que ha reconocido que la movilidad eléctrica aún está muy 'verde' y que no está al alcance de todo el mundo. "Cometimos el error de vender un producto que no teníamos en la estantería, no tenemos dónde enchufarlo y el precio es carísimo. Nos equivocamos todos", dijo recientemente durante su intervención en un desayuno informativo organizado en Madrid.

Navarro defendió que hay que resolver "el tema de la precariedad" para poder decirle a la gente "que compre un coche nuevo y además eléctrico". En este sentido, añadió que "sin infraestructura de carga no hay coche eléctrico" y que es una "prioridad" del Gobierno crear la infraestructura "adecuada". "Donde nos haría falta, en la ciudad, en el parking es difícil enchufarlo. Pero el que vive fuera de la ciudad tiene facilidades para enchufarlo", criticó.

En su intervención hizo un repaso a otros temas de actualidad como la micromovilidad. Aquí, reconoció que la DGT tiene una "cierta frustración" con los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) porque, en sus palabras, "parece que todo gira alrededor" de los patinetes. En este sentido, destacó que en Tráfico tienen preparada una norma, a petición de los ayuntamientos, que es un "paraguas" para prohibir los patinetes en las aceras, que alcancen una velocidad máxima de 25 km/h y "evitar el trucaje, que la gente no los manipule".

Además, el director general de Tráfico vaticinó que "lo que viene son los desplazamientos a pie por el envejecimiento de la población" ya que, a su juicio, "la gente mayor camina" por lo que la tendencia será "dejar la acera limpia de obstáculos para poder caminar".

Coche conectado y movilidad

Sobre el coche conectado, celebró que es un "salto adelante" desde el punto de vista de la seguridad vial "que se hablen unos vehículos con otros" y reconoció que, "sin duda", todas las nuevas tecnologías "van bien para la vigilancia y el control".

Para el director general de la DGT, la "condición" para que funcione la seguridad vial "es que funcione la movilidad", que, a su juicio, "es un factor fundamental". En sus palabras, el modelo "más o menos consensuado" en las ciudades es "blindar" que se pueda entrar y salir con el coche pero que la circulación dentro sea "calmada" y de "convivencia".

"Somos buenos en seguridad vial, en infraestructuras y en el sector de la automoción. El reto ahora es ser buenos en movilidad, es una asignatura pendiente", señaló, al tiempo que lamentó que "todavía" no haya en España una Ley de Movilidad. Asimismo, mostró su preocupación ante el posible aumento de motos. "Cuando se reduzcan los automóviles van a aparecer más motos. Esto es una tendencia de sí o sí y esto hay que gestionarlo", dijo.

Asignaturas pendientes

Como "asignaturas pendientes" para mejorar la siniestralidad, el director general de Tráfico ha hecho referencia al alcohol, la velocidad y las distracciones con el teléfono móvil, porque en las carreteras, a su juicio, "vale con conservación y mantenimiento con criterios de seguridad vial".

En este sentido, el director general de Tráfico destacó que la DGT colocará 78 radares "de aquí a final de año" para controlar la velocidad. "Los encontramos en un almacén porque no se habían colocado. En seguridad vial o se toman medidas o no hay política de seguridad vial".

Respecto al alcohol aseguró que "lo han hecho todo" pero que en España hay "un problema" con el alcohol, por lo que tienen "que seguir trabajando" dado que "es un problema social". "Hacemos más de 5,5 millones de controles preventivos de alcoholemia con la Guardia Civil", afirmó.

En cuanto al uso del móvil al volante, Pere Navarro dijo que la primera fase de informar y concienciar del problema con el teléfono móvil ya se ha "hecho", pero que en vigilancia y control todavía tienen que "hacer un desarrollo" porque "sigue siendo un problema importante".

martes, 15 de octubre de 2019

¿Un motor diésel de bajo consumo que genera un 80% menos de emisiones?

¿Un motor diésel de bajo consumo que genera un 80% menos de emisiones?
Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), pertenecientes al Instituto CMT-Motores Térmicos, han participado en el desarrollo de un nuevo motor de bajo consumo y alta eficiencia, que reduce las emisiones de partículas contaminantes más de un 80% respecto a los límites legales actuales.

Este nuevo motor es el principal resultado del proyecto europeo Dieper, liderado por la multinacional austriaca AVL, y del que han formado parte también fabricantes de vehículos como Renault, Iveco y Fiat; de componentes como Bosch o Siemens; y centros de investigación de prestigio internacional, como IFP Energies Nouvelles y el Istituto Motori.

“El objetivo del proyecto ha sido buscar la combinación óptima de soluciones innovadoras, reales y disponibles a corto plazo, integrando así nuevas tecnologías que permitan responder a los nuevos desafíos de la movilidad terrestre”, señala Jesús Benajes, catedrático e investigador en el Instituto CMT-Motores Térmicos y coordinador de la parte del proyecto relacionada con los procesos termo-fluidodinámicos en el interior del motor.

Durante la reunión final del proyecto, celebrada a finales de septiembre en Graz (Austria), se presentaron dos vehículos demostradores, uno que representará las futuras clases D y E para el transporte de pasajeros y otro vehículo comercial ligero destinado al transporte de mercancías.

“Equipados con el motor desarrollado en el marco del proyecto, ambos corroboran los buenos resultados de las investigaciones que hemos llevado a cabo, tanto en consumo de combustible como en la reducción de las partículas de tamaño inferior a 23 nanómetros que se emiten por el tubo de escape”, explica Benajes.

Claves de este propulsor

La clave para conseguir un motor con estas prestaciones, según detalla el investigador del CMT-Motores Térmicos de la UPV, reside en el uso de relaciones de compresión variable, la mejora de la gestión térmica y el desarrollo de nuevos filtros de partículas. “Son soluciones ya disponibles a día de hoy para su integración en los motores que equiparán los futuros turismos medianos y grandes y los vehículos comerciales ligeros o furgonetas”.

En el marco del proyecto, Jaime Martín, profesor titular e investigador en CMT-Motores Térmicos, se ha encargado de reproducir el comportamiento del motor con simulaciones por ordenador. Según indica, “uno de los principales retos es optimizar el funcionamiento de todos los sistemas del motor en diferentes situaciones de conducción. Los sistemas de post-tratamiento que reducen las emisiones son muy sensibles, por ejemplo, a la temperatura de los gases de escape, que cambia mucho si se conduce por ciudad o por autopista. Debemos asegurar un óptimo funcionamiento de todos los dispositivos en cualquier carretera, condiciones meteorológicas y tipos de conducción”.

lunes, 14 de octubre de 2019

¿Está llegando el rechazo al diésel también al mercado de usados?

¿Está llegando el rechazo al diésel también al mercado de usados?
Hasta ahora, en España había dos mercados automovilísticos con características diferenciadas. Sin embargo, el 'rechazo' a los coches de diésel que marcaba hasta ahora el mercado de vehículos nuevos parece que podría contagiarse al de turismos de ocasión.

¿Por qué? La compraventa de turismos y todoterrenos de segunda mano bajó un 1,3% en septiembre en comparación con el mismo mes de 2018, hasta 162.912 unidades, debido, según la asociación de comerciantes de vehículos Ancove, principalmente al "rechazo radical" a los modelos diésel.

Y es que el diésel causó un efecto rebote en las ventas de los establecimientos comerciales, que, según la entidad, "cayeron en picado" porque la mayoría de los coches que se ofertaron fueron de este tipo de combustible ante la falta de unidades de otras motorizaciones. De hecho, los comerciantes completaron 30.586 operaciones, con una reducción del 11% respecto a septiembre de 2018. La caída global de las transacciones de coches diésel fue del 4,2% (99.129 unidades) frente a la subida del 1,3% de los de gasolina (60.513 coches).

El segundo factor que señala Ancove para entender el descenso en septiembre es el gran retroceso (26,8%) de las ventas de vehículos procedentes del kilómetro cero, que se situaron en 13.375 transacciones.

Si se suma al dato de turismos el de los vehículos comerciales ligeros, en septiembre se registraron unas ventas de 187.737 unidades de segunda mano, lo que supuso una caída del 0,8 % respecto al mismo mes de 2018. La venta de comerciales ligeros (LCV) se situó en 24.825 unidades, un 2,7% más.

Caen las transferencias de enero a septiembre

En los primeros nueve meses del año, las transferencias de turismos y todoterrenos de segunda mano han caído un 0,3%, hasta sumar un millón y medio, con un incremento en las transacciones de los coches de gasolina de un 2,9% (528.131 unidades) y un descenso del 2,7% en los diésel (939.566 unidades).

Por comunidades autónomas, las transferencias de coches usados en septiembre solo subió en Castilla La Mancha (25,9%), Madrid (15,8%), Cataluña (7,4%) y Navarra (0,8%), mientras que los mayores descensos se registraron en Ceuta (23,5%), Melilla (23,2%), La Rioja (13,7%), Galicia (12%), Castilla-León (10,8%) y Andalucía (10,2%).

viernes, 11 de octubre de 2019

La edad media de los vehículos que se enviaron al desguace en 2018 superaba los 18,5 años

La edad media de los vehículos que se enviaron al desguace en 2018 superaba los 18,5 años
El envejecimiento del parque es un problema desde cualquier punto de vista que se mire. Ya contamos en la web de Asboc qué significa un parque envejecido desde el punto de vista económico, de seguridad vial y medioambiental. No en vano, los vehículos sin etiqueta son responsables del 70% de las emisiones de NOx y partículas en los núcleos más poblados.

Y si el parque es cada vez más viejo, los vehículos que se achatarran también cada vez son más antiguos. Así se desprende de los datos aportados por la asociación que integra a las empresas dedicadas al tratamiento de los vehículos fuera de uso (Sigrauto).

En su Memoria de 2018, la entidad destaca que la edad media de los vehículos (turismos, todoterrenos y industriales de menos de 3.500 kg) que fueron puestos fuera de circulación el año pasado era de 18,55 años, frente a los 18,05 que tenían en 2017. Es decir, en sólo un año, los automóviles que se envían al desguace son medio año más viejos.

No obstante, esta cifra es aún más llamativa si echamos la vista atrás y la comparamos, por ejemplo, con la de 2010. Aquel año, los turismos que fueron puestos fuera de la circulación tenían una media de edad de 14,85 años. Ese mismo año la media de edad de los turismos en España era de 9,73 años, es decir una diferencia de poco más de 5 años.


Sin embargo, con los datos de 2018, vemos como los conductores españoles estiran un poco más la vida útil de sus vehículos, ya que esa diferencia se ha alargado un año. Así, mientras los vehículos enviados al desguace tenían una edad media de 18,55 años (18,49 en el caso de los turismos, 19,25 en de los todoterrenos y 18,94 en el de los industriales de menos de 3.500 kg), la edad media de los turismos en circulación alcanzó, según Anfac, los 12,4 años.

En total, el año pasado se trataron 718.306 vehículos en los centros autorizados (CAT) en España lo que supone un incremento del 20,7%, respecto a 2017. De estos, 659.261 fueron turismos (un 21,1% más), 70.031 eran industriales < 3.500 kg (un 17,6% más) y 19.014 eran todoterrenos (un 16,6% más).

jueves, 10 de octubre de 2019

Poco más del 1% de los coches en España tiene las etiquetas ambientales más "verdes": Cero o ECO

Poco más del 1% de los coches en España tiene las etiquetas ambientales más "verdes": Cero o ECO
El 31,7% del parque actual de turismos y todoterrenos en España no tiene distintivo medioambiental, lo que quiere decir que engloba principalmente a los vehículos más antiguos (modelos de gasolina anteriores a enero de 2000 y diésel anteriores a 2006), según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) recogidos por Faconauto. Además, otro 34,3% del parque tiene la etiqueta B, correspondiente también a vehículos más viejos, turismos de gasolina matriculados a partir de enero de 2000 y de enero de 2006 para los diésel.

Por su parte, la etiqueta C agrupa el 26,6% del total, y es donde se encuentran los turismos de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014. Finalmente, los vehículos con etiqueta Cero (eléctricos, principalmente) sólo representan el 0,1% del parque y los de etiqueta ECO (híbridos) alcanzan al 1,2% del total.

Según la patronal de los concesionarios, estas cifras ponen de manifiesto, una vez más, el grave problema que sufre la automoción en nuestro país por la antigüedad de su parque y llama la atención sobre su impacto medioambiental. Así, los vehículos sin etiqueta son responsables del 70% de las emisiones de NOx y partículas en los núcleos más poblados.

Además, Faconauto recuerda que la mejor opción para avanzar hacia una movilidad más sostenible y abordar de manera urgente el cumplimiento de los objetivos europeos sobre cambio climático y calidad del aire, es apostar por la renovación del parque; es decir, por achatarrar los vehículos sin etiqueta para sustituirlos por otros que sí dispongan de ella, particularmente si ésta es Cero y ECO, o C para las rentas medias y bajas.

“La mejor manera de avanzar hacia una movilidad descarbonizada y sostenible es matricular un vehículo nuevo, independientemente de la etiqueta que tenga. En la actualidad, disponemos de tecnologías maduras que nos permiten reducir de manera sustancial las emisiones, como son los vehículos gasolina y diésel de última generación, o las alternativas de gas (GNC, GLP). Éstas tienen todavía que jugar un papel fundamental para avanzar en este periodo de transición que estamos viviendo y en el que son la única oferta medioambientalmente sostenible para todos los bolsillos. Al mismo tiempo, hay que propiciar la llegada de modelos eléctricos e híbridos”, afirma Marta Blázquez, vicepresidenta ejecutiva de Faconauto.

En sus palabras, “lo que no podemos permitirnos, desde un punto de vista medioambiental y de seguridad vial, es que todavía haya en circulación tantos vehículos sin etiqueta”.

miércoles, 9 de octubre de 2019

Vehículos mal mantenidos: uno de cada cinco sigue suspendiendo la ITV en la primera inspección

Vehículos mal mantenidos: uno de cada cinco sigue suspendiendo la ITV en la primera inspección
Las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) españolas llevaron a cabo la inspección de 20.714.602 vehículos durante el año pasado, un 2,52% más que en 2017. Del total de vehículos inspeccionados, 4.331.123 no superaron a la primera la inspección obligatoria (es decir, el 20,9% del total), según AECA-ITV.

En ese incremento respecto al año anterior ha tenido notable importancia la normativa que regula en España la inspección técnica de vehículos y que entró en vigor en mayo de 2018 (Real Decreto 920/2017). El control de emisiones en vehículos ligeros y pesados por medio de la lectura de los registros en las centralitas del motor ha conseguido detectar unos 180.000 vehículos más con emisiones no acordes a la normativa aplicable

Esta tasa de rechazo obedece a que durante las inspecciones se detectaron hasta un total de 27.225.429 defectos, de los cuales 8.385.076 eran graves (aquellos que automáticamente imposibilitan que un vehículo pueda superar la inspección técnica). Así, el promedio de errores graves detectados por vehículo rechazado es de 2,5 defectos por vehículo, ya que en muchos de ellos se detectaron más de un defecto grave.

Alumbrado y señalización, lo peor

El segmento en el que más defectos graves se encontraron fue el de 'alumbrado y señalización' (24,9%); seguido de 'ejes, neumáticos y suspensiones' (20,1%),  'emisiones contaminantes' (16,2%) y los relativos a frenos (13,3%).

Por el tipo de vehículos los que presentaron mayores defectos graves fueron camiones, remolques, semirremolques y autobuses y furgonetas. En concreto, de todos los camiones, remolques, autobuses y furgonetas que van a pasar a la primera la ITV fueron rechazados el 30,6%, el 28,9%, el 26,8% y el 25,8% respectivamente.

En segundas inspecciones, a las que los vehículos rechazados están obligados a presentarse, el número de vehículos que pasó la inspección —tras corregir las deficiencias técnicas graves que se les detectaron— fue de 4.035.367, mientras que el porcentaje de rechazados en segunda o posteriores inspecciones fue del 8,51% (375.549 vehículos).

Los datos han sido ofrecidos por la asociación de empresas de inspección técnica, AECA-ITV, desde donde señalan que "la crisis económica ha contribuido de manera decisiva a que la edad media de nuestro parque se incremente hasta los 12 años y en consecuencia, a que el número de vehículos obligados a pasar la ITV con mayor frecuencia aumente".

Según Guillermo Magaz, su director gerente, “se trata de uno de los parques más antiguos de Europa, lo que supone un problema desde el punto de vista de la seguridad vial y del medio ambiente”. En países como Reino Unido, Francia o Alemania, la media de edad está entre los 8 y 9 años. Antes de la crisis económica en nuestro país, por ejemplo en 2007, la media era de 8 años.

Mucho absentismo pese a un mayor control

Por otra parte, la colaboración entre la DGT y AECA-ITV ha permitido un mayor control para detectar a través de cámaras y radares implantados a partir de 2018 cuando un vehículo tiene pasada la ITV. Las estaciones de inspección técnica de vehículos, además, envían a la DGT información en tiempo real de su actividad inspectora.

No obstante, preocupa el alto nivel de absentismo, vehículos que circulan sin tener la ITV vigente y que en nuestro país se sitúa en el 20%. Magaz pone el foco de atención en el llamado transporte de última milla (furgonetas) y motocicletas/ciclomotores. En las furgonetas el nivel de absentismo alcanza el 40%, lo que supone que cerca de 2,2 millones de este tipo de vehículos circulan sin la correspondiente inspección en vigor.

“Si tenemos en cuenta que la antigüedad media de estos vehículos es de 16 años, tenemos todos los factores para que la siniestralidad siga aumentando en este tipo de vehículos, como demuestran los informes de accidentabilidad de la DGT”, advierte el director gerente de AECA-ITV.

martes, 8 de octubre de 2019

El mantenimiento del sistema de climatización del vehículo ¿sólo en verano?

El mantenimiento del sistema de climatización del vehículo no sólo en verano
El sistema de climatización de los vehículos es uno de esos componentes al que muchos conductores no prestan especial atención… hasta que deja de funcionar correctamente en pleno verano. Entonces, el sistema de aire acondicionado se transforma en una prioridad.

Y es que un sistema de aire acondicionado que no funciona como debería se convierte en todo un problema de salud, según cuenta BG Products, partner de Asboc, en su blog, para conductores mayores, conductores con niños o cualquier persona especialmente sensible al calor, sobre todo, en países como España en el que las altas temperaturas pueden llegar incluso hasta el mes de octubre en muchas zonas.

No en vano, el interior de un automóvil estacionado al sol, parado y sin el aire acondicionado en funcionamiento puede resultar peligroso, ya que puede alcanzar los 55ºC si le da el sol directamente y la temperatura exterior es de 35ºC.

El mantenimiento preventivo evita problemas

¿Saben los clientes de tu taller que un mantenimiento rutinario del sistema de climatización del vehículo puede evitar muchos problemas del aire acondicionado? En este sentido, el profesional del taller debe concienciar a sus clientes sobre la importancia del mantenimiento preventivo del sistema.

Un mantenimiento para el que nunca es tarde, pues aunque lo recomendable es efectuar un chequeo previo a los meses de más calor, en pleno verano también se puede recomendar dicha revisión si no se ha efectuado antes pues es cuando un fallo o avería del sistema es aún más problemático.

¿Y cómo puede el conductor identificar fallos en el sistema? Hay dos grandes señales de advertencia de un sistema de aire acondicionado que necesita mantenimiento: olores y ruido.

Si al encender el aire acondicionado, se percibe un fuerte olor a humedad, puede significar que las bacterias han comenzado a aparecer en el sistema. Las bacterias pueden provocar moho, hongos y otros ‘huéspedes’ no deseados que podrían dañar los componentes y/o hacer que funcionen con menor eficiencia.

Por otro lado, si el sistema emite ruidos anormales también son indicativo de que algún componente no trabaja como debería. El principal origen de ruidos en el sistema suele proceder del compresor. Así, un zumbido suele ser el resultado de la entrada de demasiado refrigerante en el compresor, que podría tener fugas o estar dañado.

Mientras, los golpeteos cuando el acondicionador de aire está encendido son generalmente menos graves (por ejemplo, un perno flojo), pero eso no significa que no puedan conducir a problemas más significativos.

Cómo ayuda BG

Tras verificar que no existen fugas en el sistema y que los componentes funcionan correctamente, así como que la presión y la cantidad del gas refrigerante es la adecuada, el uso de Frigi-Clean de BG evitará daños y eliminará cualquier olor a humedad.

De esta forma, los beneficios del mantenimiento regular son muchos: el aire acondicionado será más silencioso, el compresor durará más y el aire será más limpio en el interior del automóvil.

¿Y con qué frecuencia se debe revisar el sistema de climatización del automóvil de tu cliente? Lo ideal es efectuar una revisión al año y, como cuenta BG Products, uno o dos meses antes de que comience el verano cuando se produce un uso más continuado del sistema.

Además de concienciar sobre la importancia de la revisión del sistema, el profesional del taller no debe olvidar recomendar a sus clientes poner en marcha el sistema durante el resto del año, incluso en invierno (lo ideal, una vez a la semana durante unos minutos). Esto asegurará que las mangueras y las válvulas se mantengan bien lubricadas.

No permitas que el acondicionador de aire del coche de tu cliente acumule desgaste hasta que sea demasiado tarde: una revisión a tiempo puede ahorrarle dinero a largo plazo.