viernes, 22 de junio de 2018

¿La factura del taller crece al mismo ritmo que el IPC?

¿Cuánto ha subido la factura del taller en el último año?
Los precios de los talleres de reparación de vehículos siguen encareciéndose a mayor ritmo que el IPC. Así lo ha podido constatar MKD Automotive Integral Solutions analizando las cifras ofrecidas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con los últimos datos oficiales disponibles, la plataforma tecnológica señala que los precios del mantenimiento y reparación de vehículos personales crecían el 1,8% anual el pasado mes de mayo. Un dato que supone, no obstante, tres décimas menos que el IPC general que cerró el quinto mes de 2018 en el 2,1% de subida respecto a mayo de 2017.

Sin embargo, la factura de los establecimientos de reparación acumula un incremento mayor que el índice general si tomamos como referencia el comportamiento de los precios a cierre del pasado ejercicio. Así, mientras el IPC general cerró 2017 con una subida del 1,1%, la factura de los talleres se encareció un 2%, es decir, nueve décimas más.

A esto habría que añadir, como ya publicamos en la web de Asboc, que, entre 2012 y 2016, los precios en los talleres acumularon una subida del 6,4%, casi tres puntos por encima de lo que lo hizo el IPC general que, en ese mismo periodo, registró un crecimiento del 3,8%.

Con todos estos datos, la factura del taller acumularía un incremento del 8,4% en los últimos 6 ejercicios cerrados (2012-2017), a lo que habría que añadir el 0,8% de subida que acumulan estos precios en los cinco primeros meses de 2018.

Mientras, en este mismo periodo, el IPC general acumularía un alza del 3,8% (entre 2012 y 2016) a lo que habría que sumar el 1,1% de incremento el pasado año, más el 0,9% que registran los precios de subida de enero a mayo.

De este modo, el IPC general sumaría un crecimiento del 5,8% desde 2012 y hasta mayo de este año, mientras que la factura de los talleres acumularía en el mismo periodo un encarecimiento del 9,2%, es decir, 3,4 puntos porcentuales más.

Por otra parte, también tal y como ha podido observar MKD Automotive, la facturación de los talleres en los cuatro primeros meses de 2018 registró una subida del 5,2%. Una cifra que se eleva hasta el 7,5% al comparar los datos de abril con los del mismo mes de 2017.

jueves, 21 de junio de 2018

¿Cuántos kilómetros anuales recorren de media los coches de más de 10 años?

¿Cuántos kilómetros anuales recorren de media los coches de más de 10 años?
A más kilómetros, mayor necesidad de mantenimiento. Puede sonar a perogrullada pero, sin embargo, esta afirmación se viene a constatar con la realidad del día a día del taller. Y es que a partir de los diez años, los coches recorren menos kilómetros, sufren menos averías y, por tanto, pasan menos por el taller.

Mientras, los vehículos más nuevos son los que hacen crecer las reparaciones en dichos establecimientos. Estas son algunas de las conclusiones que se pueden extraer de un estudio del sector realizado por Solera, y analizado por la Asociación Española de Profesionales de Automoción (Asepa), tal y como publica MotorOK.

Según dicho informe, los automóviles nuevos recorren una media de 24.000 km al año. En cambio, los de más de 10 años se quedan en 12.000 km y los que superan los 15 años, en 8.000 km. Estos kilometrajes estarían detrás, en parte, del descenso de la actividad en el taller en los últimos años, especialmente durante los peores momentos de la crisis.

De este modo, no es de extrañar que otro estudio de la misma consultora, señalara no hace mucho  que retirar de la circulación los coches de más de 15 años aumentaría un 12% la facturación de los talleres.

No obstante, y precisamente por el cada vez mayor número de vehículos veteranos, las reparaciones en los coches más antiguos son las que más han crecido en el período 2016-2017, según Solera. En concreto, los de entre 10-15 años, el 8,6% en número de reparaciones y el 13,1% en facturación. Mientras, los de más de 15 años, aumentaron el 13,3% y el 14,4%, respectivamente.

A pesar de ese incremento, estos dos grupos ‘sólo’ representan el 32% de las reparaciones totales, dato que contrasta con el de los coches más nuevos, hasta 5 años, que acumulan el 41%.

Revisiones periódicas

A todo esto hay que añadir que los vehículos nuevos, aunque se averíen menos, pasan por el establecimiento de reparación (oficial) para sus revisiones periódicas. Y cuando alcanzan los seis años, por su buen estado, si se averían siguen acudiendo a los talleres oficiales. Sin embargo, una vez superados los diez años, los propietarios solo acuden a las revisiones cuando no queda más remedio, según refleja Solera.

Sin embargo, la consultora subraya que a partir de 2019 la facturación de la posventa volverá a crecer alrededor del 2%. Esta recuperación viene motivada por el aumento de matriculaciones los últimos años, superándose el millón de unidades vendidas y, como consecuencia, un aumento de los ingresos de los talleres del 2,2%.

Entre los datos menos positivos del estudio cabe destacar que para 2021 el porcentaje de nuevos sobre el total del parque móvil será del 5,5%. A un ritmo constante del 5%, se necesitarían 20 años para renovar el conjunto de vehículos.

La crisis económica que ha sufrido nuestro país en los últimos años es la causante de que más de 3 millones de vehículos superen los 10 años. Además, la falta de ventas entre 2009 y 2013 ha provocado que haya menos coches entre seis y diez años.

miércoles, 20 de junio de 2018

¿Qué motiva a los conductores a la hora de considerar cambiar de coche?

Que el parque de vehículos es cada vez más viejo, no es precisamente una noticia novedosa. Unos vehículos que, al pasar por el 'escáner', nos dicen que tienen una media de edad de 12 años y un pobre mantenimiento, si nos remitimos a los datos ofrecidos por las ITV.

Así, con unos vehículos cada vez más mayores,  no debería extrañar que el principal motivo para que un conductor considere comprar un nuevo vehículo sea la antigüedad de su actual automóvil. Así lo corrobora un estudio de coches.net, en el que el 22% de los encuestados aduce la edad del vehículo como la causa principal por la que cambiaría de coche.

A continuación, como segunda razón, el 15% de los entrevistados menciona que cambiaría porque les gustaría tener un modelo nuevo, mientras que el 14% resalta que cambiaría de coche por los kilómetros que tiene. Por último, el 12% afirma querer un coche más grande.

En este sentido, el 73% ya ha decidido qué coche quiere comprar frente al 27% que todavía no lo tiene claro. Los potenciales compradores optan por los semi-nuevos Km 0 (29%) y los de ocasión (29%), por delante, con muy poca diferencia de los que eligen coches nuevos (24%). 

Estos datos están extraídos del Estudio de Intención de compra de un vehículo 2018 realizado por el citado portal (sobre una muestra a nivel nacional de 7.600 encuestas) que desvela otros datos relevantes.

Así, el estudio señala que los conductores españoles muestran una gran lealtad a la marca de su vehículo: 4 de cada 10 entrevistados piensa repetir con el mismo fabricante a la hora de adquirir un nuevo vehículo, mientras que el mismo porcentaje de personas se muestra indeciso. 

Fidelidad a la marca

Dentro de esa confianza, los menores de 40 años son los más fieles a la marca, así lo afirma un 44%, mientras que el 35% se muestra indeciso y el 21% descarta repetir. El factor más importante en la decisión de comprar un coche, en todos los segmentos de edad, es el precio. En segundo lugar los entrevistados mencionan la fiabilidad, seguido del consumo y la seguridad. Además, los menores de 30 años destacan por su interés en aspectos como el consumo, la potencia y el diseño del vehículo.

Por otra parte, el estudio también manifiesta que el 40% de los compradores sabe el tipo de coche que quiere, aunque no ha decidido la marca ni el modelo. El 25% sabe exactamente la marca y el modelo que elegiría, mientras que el 20% aún tiene que decidir que coche quiere comprar. Entre los que ya han decidido el coche que quieren, destacan los jóvenes menores de 30 años con un 45%.

El todoterreno/SUV es el modelo preferido como primera opción (36%), seguido del utilitario (24%) y el familiar (18%). Sin embargo, este último es el preferido como segunda preferencia de los entrevistados (28%). El deportivo y el monovolumen quedan muy parejos como tercera opción (14% y 21% respectivamente). El descapotable es el menos destacado entre los distintos tipos de vehículos.

Además, es significativo cómo el todoterreno/SUV tiene más adeptos a mayor edad, sobre todo entre los mayores de 40 años en los que su elección es del 42%. Los hombres menores de 30 destacan entre los que prefieren un coche deportivo (33%). Mientras que las mujeres de la misma edad optan por el utilitario como primera opción (50%).

martes, 19 de junio de 2018

Aumenta el control en la recogida de neumáticos fuera de uso

Aumenta el control en la recogida de neumáticos fuera de uso
Signus Ecovalor, entidad sin ánimo de lucro impulsada por los principales fabricantes de neumáticos y creada para gestionar el sistema colectivo de responsabilidad ampliada del productor de neumáticos con el fin de “garantizar la correcta gestión de los Neumáticos Fuera de Uso (NFU), ha incrementado el control de las recogidas de NFU.

El motivo es que ha constatado que, durante el pasado ejercicio, un 18% de las cubiertas recolectadas por la entidad no han contribuido a pagar los costes de la gestión medioambiental que supone su reciclaje. Porcentaje que equivale, según explica Signus, "a 5 millones de neumáticos de turismo, o a un total de 10 semanas de recogida, generando un sobrecoste importante en los costes de gestión del sistema".

El sistema de gestión de NFU creado en 2005 afirma que este crecimiento de volumen se produce año tras año, "generando un desequilibrio en su balance económico en perjuicio principalmente del consumidor que es quien asume el importe de gestión al adquirir un neumático nuevo".

Medidas de control

Con el fin de evitar este fraude al consumidor, Signus está poniendo en marcha una serie de medidas con las que controlar "mucho más de cerca" esta realidad:

  • Recogida universal a los talleres adheridos a los productores asociados a Signus.
  • Controles específicos a los talleres que pertenecen a productores adheridos a otros sistemas colectivos de responsabilidad ampliada del productor, que deberían de solicitar la recogida sistemáticamente al SIG al que están adheridos.
  • Revisar las peticiones de recogida gratuita a los talleres que infringen los apartados del documento "Condiciones para la recogida gratuita de neumáticos usados", respecto al almacenaje, estado físico, o ausencia de clasificación cuya aceptación es obligatoria en cada petición de recogida.
  • No considerar las peticiones de recogida a los talleres que compran a productores que no declaran los neumáticos que ponen en el mercado de reemplazo.

Signus recuerda que "la obligación legal de cualquier sistema de este tipo es gestionar solo la misma cantidad de gomas que sus productores ponen en el mercado de reposición" y que, con estas medidas de control, complementarias a las ya existentes, "quieren perseguir aquellos comportamientos desleales y fraudulentos" con el objetivo de cumplir con la actual legislación y mostrar su compromiso de un trabajo que contribuya a mejorar  nuestras condiciones medioambientales.

En este sentido, Signus ha ensalzado que en esta tarea también está contribuyendo de forma muy favorable su estrecha colaboración, que ya comienza a surtir efectos, con las autoridades fiscales y de inspección autonómicas, así como con el Seprona de la Guardia Civil.

Por otra parte, el SIG también señala que se mantienen las medidas de control ya puestas en marcha desde hace tiempo como no admitir peticiones de recogida de puntos de generación de neumáticos fuera de uso por parte de talleres que carezcan del Registro Integrado Industrial, emitido por la correspondiente Dirección General Autonómica.

Del mismo modo, también se mantiene la recogida controlada a talleres comercializadores de neumáticos fuera de uso reutilizables, bajo la comprobación de que han contribuido económicamente a su gestión ambiental.

lunes, 18 de junio de 2018

El coche eléctrico y autónomo, el mayor reto para el taller de hoy

El coche eléctrico y autónomo, el mayor reto para el taller de hoy
“Si yo fuera un taller no vería al vehículo eléctrico como un problema, sino como una oportunidad y me preocuparían más otras innovaciones como el vehículo autónomo que ya está aquí y se implantará a más velocidad de lo que pensamos, cuando las reparaciones en chapa y pintura por golpes son buena parte de los ingresos de un taller de automoción”.

Lo dice Arturo Pérez de Lucía, director gerente de Aedive (Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico) en una entrevista concedida al portal hibridosyelectricos.com.

¿Deben los talleres tradicionales temer a las nuevas tendencias de movilidad? Estas palabras de Pérez de Lucía vienen a confirmar que no. Sí es cierto, sin embargo, que los talleres deberán adaptarse (lo deberían ir haciendo ya) a esta nueva realidad para no quedarse atrás y poder estar preparados cuando la demanda de servicios de reparación y de mantenimiento de estos vehículos sea más generalizada.

En ocasiones parece que se tiende a unir estas tecnologías porque, parece, ese será el futuro de los coches (conectados, autónomos y eléctricos). Sin embargo, coches eléctricos y coches autónomos no tienen por qué ir de la mano. De hecho, existen otras tecnologías en desarrollo para la propulsión de los vehículos que, si bien aún son caras, podrían experimentar un impulso tal que dejaran atrás a los eléctricos como, por ejemplo, los de pila de combustible de hidrógeno.

Aún así, según la consultora MSI, el coche eléctrico supondrá el 35% de las matriculaciones en 2030, en el mejor de los escenarios, mientras que un retraso en el desarrollo de las baterías dejaría la estimación para ese año en un 15%.

Por su parte, el vehículo autónomo pasará de representar el 0,5% de las matriculaciones en 2020 al 20% en 2030, siempre en el escenario más optimista. En el más conservador, si no se dan los adelantos tecnológicos y legales necesarios, se quedará en el 10%.

Estas cifras muestran, no obstante que los vehículos más convencionales y parecidos a los actuales —con los avances propios de una industria en constante evolución— seguirán siendo mayoría, no sólo en parque sino también en matriculaciones.


¿Y cómo puede afectar todo esto a los talleres?


De acuerdo con la firma de inteligencia de mercado, este aumento de la penetración de los vehículos eléctricos no afectará a la facturación de los talleres de chapa y pintura, ya que estos sufrirán choques y rasguños como cualquier otro vehículo, pero sí los de mecánica, ya que las operaciones de reparación y mantenimiento podrían descender un 70%. No obstante, lo que se dejará de ingresar a causa del coche eléctrico lo compensará en parte el avance de otra tecnología.

Por lo que se refiere a los coches autónomos, éstos sí harán resentirse, a priori, los ingresos por reparaciones de chapa y pintura un 70% (ya que tendrán menos accidentes o al menos eso se espera). En tanto que aumentará el negocio derivado de reparaciones mecánicas, al ser estas más caras y complejas, un 40%.

De este modo, ni siquiera si ambas tecnologías se desarrollan y consolidan al mismo tiempo, los talleres actuales deben temer su masificación. Por un lado, los coches con ambas tecnologías unidas seguirán llevando trabajo al taller, aunque probablemente bastante distinto al que llega hoy a los establecimientos de reparación. Por otro, los talleres tienen tiempo suficiente para irse adaptando a estas tecnologías, adquiriendo la formación y equipamientos necesarios para mantener y reparar estos vehículos.

Por tanto, no parece que, a corto plazo, los negocios de reparación deban perder los nervios sobre su futuro, muy ligado hasta ahora a los motores de combustión. Unos propulsores que empiezan a estar muy cuestionados y que es más que probable que sólo con la hibridación (en sus distintos niveles) parece que puedan tener un mayor recorrido del que los más pesimistas auguran.

Y si hablamos de adaptación, estamos ante un desafío común a todos los mercados. Y para muestra un dato: en el Reino Unido hay 180.000 mecánicos, de los cuales apenas 1.000 están capacitados para reparar los 45.000 coches eléctricos que circulan por sus carreteras.

viernes, 15 de junio de 2018

La facturación del sector de componentes de automoción creció el 7% en 2017

La facturación del sector de componentes de automoción creció el 7% en 2017
La Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) ha presentado los datos oficiales del sector correspondientes a 2017, que vienen a confirmar su tendencia de crecimiento. Así, todas las magnitudes se han visto incrementadas, especialmente, la inversión en I+D+i que aumentó un 13,3% con respecto a 2016, con un total de 1.530 millones de euros, lo que representa un 4,2% de la facturación del sector.

Mientras, la facturación del sector creció casi un 7% sobrepasando los 36.200 millones de euros, un nuevo récord para esta industria. Ello ha sido posible, según la patronal, "gracias al aumento de la competitividad de las empresas del sector, la recuperación económica y el aumento del valor de los componentes que incorporan más tecnología".

Respecto al empleo, el sector creó más de 12.700 nuevos puestos de trabajo, alcanzando los 224.700 empleos directos y 364.000 empleos directos e indirectos. Ello supone más de un 6% de crecimiento con respecto a 2016. Un empleo directo que se caracteriza "por ser estable, de calidad y repartido por toda la geografía. De hecho, representa más de 10% del empleo industrial en varias Comunidades Autónomas".

En cuanto al detalle, las exportaciones del sector sobrepasaron en 2017 los 20.000 millones de euros, lo que representa un 55% de la facturación del sector. Mientras, de la facturación en el mercado nacional (16.225 millones de euros), 10.910 millones de euros corresponden al suministro de equipos y componentes a los fabricantes de vehículos (casi un 14% más que en 2016) y 5.315 millones de euros proceden del mercado de recambios (un 9% más que el año anterior).

En palabras de María Helena Antolín, presidenta de Sernauto: "Estos datos son el resultado del esfuerzo constante que hacemos los proveedores por ofrecer a nuestros clientes los mejores productos y soluciones adaptadas a las demandas de los clientes. Podemos decir con orgullo que somos socios estratégicos de todas las marcas de fabricantes de vehículos y de los principales grupos de distribución de recambios. Esto no se consigue en dos días".

Ahora, continúa diciendo, "debemos seguir innovando y abriéndonos a otros mercados para mantenernos en estos niveles y continuar generando riqueza y empleo de calidad. Espero que desde el nuevo Ministerio de Industria podamos trabajar conjuntamente para impulsar y apoyar la competitividad de nuestras empresas, muchas de ellas pymes".

Previsiones para 2018

Mientras, según unas primeras estimaciones de la Junta Directiva de Sernauto, en 2018 el sector seguirá su tendencia de crecimiento aproximadamente un 3% en facturación y un 2% en empleo.

Por otro lado, en cuanto al impacto en los objetivos de la ‘Agenda Estratégica Componentes 2020', según las cifras presentadas, se habría conseguido la totalidad de los objetivos marcados por el sector, elaborada por la asociación en 2014 en colaboración con Boston Consulting Group. Así:

• Del incremento de facturación previsto en 6.800 millones de euros (es decir, alcanzar los 34.800 millones de euros), en 2017 ya se habría sobrepasado.

• De los 31.000 empleos directos a generar por el sector entre 2014 y 2020, en estos años se habrían creado ya 33.700 puestos de trabajo, lo que supone la consecución del objetivo de incremento marcado para 2020.

• En exportaciones, en 2016 ya se había cumplido el objetivo marcado en 19.400 millones de euros y en 2017 ha seguido creciendo.

• En I+D+i, con el incremento de 2017, se ha superado el objetivo de inversión marcado para 2020 (1.385 millones de euros).

jueves, 14 de junio de 2018

Uno de cada cinco vehículos suspendió la ITV a la primera en 2017

Las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) revisaron 20,2 millones de vehículos durante el año pasado, lo que supone un incremento del 3,5% en comparación con los datos del año pasado, según la asociación AECA-ITV.
 
Del total de vehículos inspeccionados durante el pasado año, 4,1 millones de unidades no superaron la inspección a la primera, lo que supone un suspenso de cada cinco intentos, con un 20,3%, una cifra que representa 1,5 puntos porcentuales más que en 2016.
 
Este aumento de los suspensos se explica, según la asociación, por el cambio a mediados de año del límite de emisiones contaminantes de los vehículos diésel al valor declarado por el fabricante. Así, uno de cada cinco modelos no pasó la ITV por no cumplir las condiciones mínimas de seguridad o por tener emisiones superiores a lo permitido. Algo que, como ya hemos contado en la web de Asboc, la misma entidad considera que irá a más.
 
En las inspecciones realizadas el año pasado se detectaron 26,56 millones de defectos. De estos, 7,83 millones fueron considerados como graves, con un promedio de 1,9 defectos por cada vehículo rechazado.
 

Alumbrado y señalización, de nuevo donde más defectos

Por otro lado, los datos de AECA-ITV ponen de manifiesto que durante el año pasado el alumbrado y la señalización fue el segmento que concentró un mayor número de defectos graves, con un 24,1%, por delante de los ejes, ruedas, neumáticos y suspensión, con un 20,8%, de las emisiones, con un 16,4%, y de los frenos, con un 13,3%.
 
Además, los camiones, remolques, autobuses y furgonetas fueron los vehículos con mayor número de defectos graves. Así, los camiones registraron una tasa de rechazo del 28,2%, frente al 26,3% de los remolques, al 25,8% de los autobuses y al 24,6% de las furgonetas.
 
En las segundas inspecciones, el número de vehículos que las superó tras corregir los defectos se situó en 3,82 millones de unidades. Así, el porcentaje de rechazados en segunda o posteriores revisiones fue del 7,4%, con 306.446 vehículos.

Alto nivel de absentismo 

La entidad ha indicado que durante la crisis económica muchos usuarios no pudieron cambiar de coche, por lo que se elevó la edad media del parque hasta doce años, lo que ha derivado en un incremento de los coches que se ven obligados a pasar esta inspección por antigüedad.

Además, señaló que la Dirección General de Tráfico (DGT) está llevando a cabo "una mayor vigilancia", a través de cámaras de postes y radares implantados a partir de 2014, que pueden detectar cuando un vehículo no tiene en vigor la ITV.

A pesar de esta situación, AECA-ITV destacó que se mantiene un "alto nivel de absentismo", ya que un 20% de los vehículos circula sin tener la ITV en vigor, especialmente en el caso de los turismos particulares, con un 17,7%, y de los camiones, con un 7,44%.

miércoles, 13 de junio de 2018

¿Cómo han ido las ventas de los talleres en el primer trimestre de 2018?

¿Cómo han ido las ventas de los talleres en el primer trimestre del año?
El flujo de vehículos a los talleres parece mantener una tendencia positiva que ha permitido a los talleres ver cómo el ejercicio 2018 está siguiendo la senda marcada en los últimos años, al menos, en lo que a facturación se refiere.

Ya publicamos en la web de Asboc que el presente año había arrancado de forma muy positiva para los establecimientos de reparación de vehículos, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

Pues bien, aunque dicha tendencia al alza se ha mantenido en el primer trimestre del año, sí es cierto que no lo ha hecho con la fuerza con la que arrancó 2018. Así, mientras en enero la facturación de los talleres creció un 7,6% respecto al mismo mes de 2017, este incremento se situó en 'sólo' el 2,1% en marzo frente al mismo mes del año pasado.

No obstante, la variación de la facturación de los talleres acumulada en los tres primeros meses del año, siempre según las cifras del INE, se situó en un 4,5% de subida. Una cifra que es medio punto porcentual peor que la registrada en 2017 frente a 2016, si bien esto podría sólo indicar que la cifra de negocio acumulada en los tres primeros meses de 2017 era muy positiva y que, en 2018 no se ha conseguido superar en la misma proporción.

En este sentido, hay que tener en cuenta que la Semana Santa de este año cayó en marzo mientras que la del año pasado lo hizo en abril, con lo que es muy probable que esto influyera negativamente en las visitas de los conductores a los talleres, especialmente en la última semana del mes.

Precisamente, ese mismo 'factor Semana Santa' puede haber provocado que el incremento de la facturación de los talleres entre enero y marzo haya crecido algo más de un punto porcentual por debajo del indicador general del sector servicios en su conjunto que en ese periodo se ha anotado un +5,7%, precisamente porque otros subsectores como hostelería, turismo... han tenido un mejor comportamiento que ha 'tirado' de ese índice general.

En cuanto al índice de ocupación (empleo) del sector de reparación y mantenimiento de vehículos, éste también refleja una buena marcha, ya que el empleo en los tres primeros meses del año se apunta un incremento del 0,4%, con una subida interanual del 0,3% en el mes de marzo.

Buen ejercicio 2017

Con todo, estas cifras vienen a refrendar los buenos datos arrojados por el sector en los últimos años que parecen consolidar la recuperación de la actividad en los talleres de reparación españoles, si bien aún no llega a los niveles previos a la crisis.

De este modo, el pasado ejercicio, según el INE, la facturación de los talleres creció el 3,6%, una cifra casi un punto por encima de los datos manejados por Conepa, federación de asociaciones de talleres de la que Asboc es miembro.