miércoles, 26 de septiembre de 2018

¿Llegarán los exoesqueletos a los talleres de reparación de vehículos?

¿Llegarán los exoesqueletos a los talleres de reparación de vehículos?
Películas como Aliens, Avatar o Iron Man nos han enseñado lo útiles que pueden llegar a ser los exoesqueletos. Sin embargo, los exoesqueletos mecánicos hace tiempo que saltaron del terreno de la ciencia-ficción y han comenzado a ser usados con propósitos médicos o industriales. Así, estos artefactos han conseguido que niños discapacitados consigan caminar por primera vez o que personas de edad avanzada recuperen movilidad.

También, los exoesqueletos están dando sus primeros pasos en las fábricas de coches con un objetivo más concreto y menos espectacular que proteger al mundo de supervillanos: hacer la vida más cómoda a los operarios.

Fabricantes como Audi, BMW, o más recientemente PSA o Ford, han probado estos artefactos en sus plantas de producción con resultados realmente satisfactorios. En el caso de este último, operarios de 15 plantas de producción en distintos países de todo el mundo (entre ellas la de Almussafes en Valencia) están probando EksoVest, una especie de chaleco a cuerpo completo que ofrece mayor resistencia física al que lo usa y facilita algunas tareas físicas.

Por ejemplo, este chaleco especial permite a los usuarios levantar objetos desde los 2,2 a los casi 7 kilos en cada brazo. Y es que según Ford, cada uno de los empleados de su planta realiza trabajos físicos que equivalen a "levantar una sandía unas 4.600 veces sobre tu cabeza cada día", señala un representante de la compañía.

De este modo, el EksoVest es especialmente útil para aquellos empleados que tienen que pasar mucho tiempo con sus manos suspendidas, para trabajar en coches elevados, ajustar tuercas y trabajos similares, dado que los ayudará a mantener los brazos arriba sin cansarse mucho mientras trabajan ¿Suena familiar para alguien que trabaja en un taller de reparación?

Exoesqueletos pasivos y activos

Los exoesqueletos pasivos de Almussafes son estructuras más parecidas a un arnés que a una armadura en las que no hay fuentes externas de energía: emplean resortes y se limitan a redistribuir el peso de la tarea sobre otras partes del cuerpo (o directamente sobre el suelo). Este artilugio permite levantar el mismo peso que los operarios podrían levantar normalmente pero desde una postura mucho más cómoda y redistribuyendo el esfuerzo muscular. En otros casos, la idea es darle un soporte para proteger la espalda del operario cuando tiene que inclinarse hacia delante.

En el sector automovilístico, las tareas que exigen trabajar por encima de los hombros están entre las más exigentes y necesitadas de ‘esqueleto exterior’. En este sentido, ninguna de las fábricas donde se han probado mencionó que sus trabajadores sufrieran dolencias por este tipo de trabajos. No obstante, según el centro de estudios británico The Work Foundation, al menos 44 millones de trabajadores de la Unión Europea tienen lesiones en su aparato locomotor. El coste estimado en absentismo y curación supera los 240.000 millones de euros al año.

“El exoesqueleto que usamos más es el que sostiene los brazos en los trabajos por encima de los hombros del ensamblaje del coche”, explica Frank Pochiro, responsable del proyecto de exoesqueletos del fabricante alemán BMW en la planta de Spartanburg (EE. UU.). Según sus estimaciones, la tecnología reduce tensiones en hombros, cuello y espalda al aligerar entre un 30% y un 40% el trabajo de los músculos de la zona. “Sólo hay que poner los brazos por encima de la cabeza unos minutos para entender lo difícil que la postura se vuelve en seguida. Por poco que podamos reducir ese peso, estaremos ayudando un montón”.

El próximo paso es el de los exoesqueletos activos, que además de redistribuir cargas usan energía eléctrica para ayudar a levantar objetos pesados, entre otras funciones. En sus plantas de Alemania y Hungría, Audi (Grupo Volkswagen) ha hecho sus primeras pruebas con la Stuttgart Exo Jacket, un desarrollo totalmente europeo de exoesqueleto activo con aspecto de chaqueta.

martes, 25 de septiembre de 2018

¿Cuánto ha subido la factura del taller en lo que va de año?

¿Cuánto ha subido la factura del taller en lo que va de año?
Nuevas formas de movilidad (carsharing, car pooling...), energías alternativas y el futuro de los motores de combustión, el coche conectado, la conducción autónoma... Estos son algunos de los desafíos que, desde ya y en los próximos años, cambiarán el mundo de la automoción y, por tanto, el de los talleres de reparación.

Y aunque es muy importante conocerlos y prepararse para lo que vendrá, en el día a día del taller términos como facturación, rentabilidad, productividad... siguen siendo las grandes preocupaciones de sus responsables.

En este sentido, cabe recordar cómo Conepa, federación de asociaciones de empresarios de automoción de la que Asboc es miembro, ponía el foco en la continua pérdida de rentabilidad de los negocios de reparación. Una pérdida de rentabilidad que se manifestaba en los datos que publicaba la federación sobre la actividad de los talleres en el primer semestre del año.

Precisamente, respecto a la facturación merece la pena reseñar que, en los siete primeros meses del año —último dato disponible— la de los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos crecía un 4,9%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Un dato que es aún mejor si comparamos la evolución de los ingresos del taller comparando los datos con un año antes. De esta forma, según el INE, la facturación de los establecimientos de reparación ascendía en julio un 5,4%, respecto al mismo mes de 2017.

¿Y cómo se han comportado los precios?

Estos datos tienen una segunda derivada que encontramos en la factura del taller que se ha encarecido un 1,1% hasta agosto, según los datos del IPC, también del INE. Un incremento que se eleva hasta el 1,6%, frente a agosto del año pasado.

Para contextualizar estos datos, conviene destacar que en los primeros ocho meses de 2018, el IPC general creció el 0,6%, mientras que subía un 2,2% en términos interanuales (de agosto de 2017 a agosto de 2018). Si bien estas cifras no nos digan mucho, sí lo pueden hacer otros precios más 'afines' al taller.

Así, los lubricantes se encarecieron un 1,4% de enero a agosto (un +0,5% respecto a agosto del año pasado), mientras que los precios de los neumáticos no variaron (cayeron un 0,2% en el dato interanual) y los de los recambios subieron un 0,4% (+0,5% frente a agosto de 2017).

Por su parte, el índice de ocupación (empleo) en el sector del mantenimiento de vehículos subía en los siete primeros meses del año el 0,6%, dos décimas menos que la tasa interanual (comparando las cifras de 2018 frente a 2017).

lunes, 24 de septiembre de 2018

Un tercio de las plantillas de los talleres debería estar formada en PRL antes de octubre

Las asociaciones integradas en Conepa, Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción de la que Asboc es miembro, están recordando a sus talleres asociados la obligación de cumplir con lo establecido en materia de formación en Prevención de Riesgos Laborales (PRL) por el II Convenio Colectivo Estatal de la Industria, la Tecnología y los Servicios del Sector del Metal, publicado en el BOE a mediados del año pasado.

En base a ello, deben respetar el plazo máximo de tres años para formar a sus trabajadores, a razón de, al menos, un sexto de sus plantillas por cada semestre (contando desde octubre 2017). En consecuencia, el próximo 1 de octubre los talleres españoles deberían haber formado a un tercio de sus operarios (el 33% de la plantilla).

Como ya contamos en la web de Asboc, la formación mínima obligatoria en PRL que los trabajadores del taller deben recibir se puede resumir de esta forma:
  • Directivos: Duración mínima de 6 horas. La impartición podrá ser presencial o en teleformación.
  • Administrativos: Duración mínima de 6 h y la modalidad de impartición será presencial o en teleformación.
  • Electromecánicos y carroceros/pintores: Con una duración mínima de 20 h impartida de manera presencial.
  • Trabajadores con funciones preventivas (responsable de prevención de riesgos laborales de cada taller): Tendrá una duración mínima de 50 h, que podrá impartirse con 20 h presenciales y 30 h en la modalidad de teleformación.
También se prevé un reciclaje obligatorio cada tres años con un duración de cuatro horas. Para acreditar esta formación se creará una Tarjeta Profesional del Sector del Metal expedida por la Fundación del Metal para la Formación (FMF) en la que se recogerá la información recibida por el titular, trámite que, a fecha de hoy, "todavía está pendiente de procedimiento", según señalan desde Conepa.

Conepa es entidad homologada para impartir los cursos de Prevención de Riesgos Laborales que los talleres deben realizar obligatoriamente.

viernes, 21 de septiembre de 2018

¿Qué impacto tendrá en los talleres la escalada en el precio de la luz?

¿Qué impacto tendrá en los talleres la escalada en el precio de la luz?
El precio de la luz marcó el pasado 19 de septiembre su cifra más alta del año –75,39 euros el megavatio/hora–, lo que supone 25,41 euros más caro que el pasado mes de enero y 35,21 por encima de lo que costaba de media del mínimo de marzo. Una escalada que viene de lejos y que impactará de lleno en el recibo de la luz de los 3,25 millones de autónomos que verán como su factura de la luz se incrementará entre 750 y 1.000 euros anuales, según calculan las asociaciones de este colectivo.

Una subida del recibo eléctrico que se ha convertido en tema de preocupación tanto para consumidores domésticos como empresas. Y es que, según la asociación de consumidores Facua, la factura de la luz del usuario medio ha subido un 85,7% en sólo 15 años.

Ante esta situación, el jueves 20, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, desveló la intención del Gobierno de suspender los efectos del impuesto del 7% que pagan las compañías que producen electricidad, sea del tipo que sea (nuclear, renovables, con carbón, con gas natural…) y que acaba repercutiéndose en el consumidor al ser trasladado por las empresas de generación al mercado mayorista de la electricidad, y de éste a la factura final.

El impuesto no se eliminará, lo que implicaría un engorroso trámite legislativo, sino que se rebajará el tipo de gravamen desde el 7% actual a otro que será “prácticamente cero”. Se trata de un tributo que creó el primer de Gobierno de Rajoy en 2012 como uno de sus pilares de su reforma eléctrica y que sirve para recaudar entre 1.600 y 1.700 millones de euros al año.

Según las estimaciones que desveló la propia ministra en declaraciones a la prensa tras su invención en el Congreso, la suspensión temporal de este impuesto servirá para que casi con carácter inmediato el recibo que pagan los consumidores domésticos baje entre un 2,5% y un 4% y de entre el 5 y el 5,5% en el caso de los grandes consumidores industriales.

Una horquilla de rebaja de la factura que incluye tanto el impacto directo de la rebaja del impuesto como su repercusión indirecta en la cuantía de otras tasas y tributos, y que oscila en función del consumo de cada cliente y de la potencia eléctrica contratada con su compañía. Los expertos estiman que al consumidor doméstico medio la suspensión del impuesto a la generación eléctrica puede implicarle una rebaja de entre el 2,7 y el 2,8% de la factura.

Incremento de la factura

De continuar con el ascenso en el precio de la luz los próximos meses, 2018 se convertirá en el segundo año –tras 2008– con el coste de la electricidad más elevado desde hace veinte años. Unas cifras que tendrán un fuerte impacto económico en la factura que pagarán los autónomos, según la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

La situación preocupa y mucho al colectivo, que alerta de la pérdida de competitividad que supondrá para los pequeños negocios que, lejos de repercutir la subida asumirán los costes. “El aumento de la inflación motivado por la subida de los productos energéticos tiene como efecto que los autónomos pierdan poder adquisitivo, ya que se encarecen sus costes de producción de una manera muy significativa y no siempre se pueden repercutir estos incrementos en el precio final del producto o servicio”.

Así lo asegura el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos (ATA) Lorenzo Amor, que además ha puesto el acento en la “asfixia” que el encarecimiento del coste de la luz está suponiendo para familias, empresas y autónomos.

Desde Podo —comercializadora independiente de luz y gas— calculan que el incremento oscilará entre el 13% y el 16%. “La subida afecta a la parte variable de la factura, que en el caso de los autónomos y los pequeños comercios supone entre el 60% y el 65%”, ha detallado Joaquín Coronado, consejero delegado de la compañía.

Impacto en los negocios

Son varios los sectores económicos especialmente afectados por esta subida de la luz. Uno de ellos es, sin duda, el de los talleres de reparación de vehículos. Aunque algunas asociaciones consideran que es pronto para valorar el impacto que tendrá en el sector, si apuntan a que afectará más a los negocios de chapa y pintura.

Según calcula UPTA, el aumento de la factura puede ser de hasta el 20% y afectará de forma más punzante a esos negocios particularmente sensibles al precio de la electricidad. Esta asociación pone como ejemplo el de una pequeña cafetería con una potencia contratada de 9,9 kilovatios (kW) y un consumo de 37.000 kW anuales, cuya factura de la luz pasará de los 6.500 euros de 2017 a los 8.450 euros de 2018. Es decir, 2.000 euros más. En el caso de un pequeño comercio que haya contratado 4,6 kW y un consumo de 10.900 kW la subida será de 300 euros anuales, desde 1.600 a los 1.900 euros.

Asimismo, una panadería con una potencia contratada de 32 kW y un consumo de 12.000 kW terminará el año pagando cerca de 18.000 euros, frente a los 11.600 que abonaba en 2016. Unos 6.400 euros más anuales que repercutirán en los negocios, siempre según las cifras de UPTA.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Un taller de Madrid, denunciado por vertidos peligrosos al alcantarillado

Un taller de Madrid, denunciado por vertidos peligrosos al alcantarillado
La Policía Municipal de Madrid localizó recientemente un taller de la capital que vertía a la red de alcantarillado público residuos contaminantes, desprendiendo gases presuntamente tóxicos. Los agentes recibieron un aviso en el que se les indicaba que en una guardería se apreciaba un fuerte olor a gas, concretamente a amoniaco, que provenía de los desagües de la cocina.

Tras levantar varias arquetas en la calle, los agentes observaron por los conductos de alcantarillado que provenía de la calle contigua donde se encontraba un taller de reparación.

Al entrar en el establecimiento, la Policía sorprendió a una persona limpiando radiadores de vehículos con una pistola a presión con disolventes y productos de gran contenido en amoniaco, volcando todo el líquido en la red de alcantarillado público, con el peligro que esto representa al poder filtrarse a los conductos del Canal.

Según pudieron comprobar los agentes, el taller carecía de contrato con una empresa gestora de residuos, autorización de la Comunidad de Madrid como productor de residuos peligrosos o de contenedores homologados para el depósito de residuos.

Por todo ello, se ha presentado una denuncia de la Dirección General de Medio Ambiente y Sostenibilidad, abriendo un expediente sancionador de carácter grave por los hechos.

Cabe recordar que, según la reglamentación actual, los talleres de automoción se consideran productores de residuos, con el añadido de que algunos de ellos se califican como tóxicos y/o peligrosos.

Así, la normativa recoge que los residuos se deben almacenar en el exterior del local o en una zona apartada del recinto que no interfiera en las zonas de trabajo techada y que esté bien ventilada. Además, se tienen que separar los residuos según su tipología en contenedores homologados y etiquetarlos.

La regulación subraya la importancia de no realizar vertidos en el alcantarillado público ni desechar los residuos en contenedores o lugares no habilitados, llevar un control general del residuo y gestionarlo a través de una empresa autorizada por la administración.

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Reynasa celebra la inauguración de su nueva sede central de más de 9.400 metros cuadrados

Reynasa Recambios, partner de Asboc, celebrará el próximo 28 de septiembre, el evento de inauguración de su nueva sede central, situada en la calle Ávila de Alcalá de Henares. Las nuevas instalaciones de 9.400 metros cuadrados permiten centralizar todos los servicios de Reynasa en la localidad madrileña. Como resultado, se incrementa el número de referencias, se optimizan los tiempos del proceso de pedidos y se mejora la accesibilidad a la tienda.

La empresa inició en 1970 su andadura en el recambio, con una pequeña tienda en Madrid de apenas 60 metros cuadrados y un taller de montaje de neumáticos. Poco después comenzó su expansión por el corredor del Henares, abriendo delegaciones por toda la Comunidad de Madrid y Guadalajara.

Como distribuidor de recambios, Reynasa trabaja con las primeras marcas del sector y es proveedor global de servicios para el taller. Cuenta con siete delegaciones, situadas en Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Coslada, Guadalajara, Parla y Villaverde, desde las que se da servicio a sus clientes en la Comunidad de Madrid y Guadalajara.

También dispone de un almacén central en Chiloeches, donde se reciben y distribuyen todos los pedidos. Estas instalaciones permiten tener en stock más de 70.000 referencias de los primeros fabricantes del sector, detalle que, junto a los más de 100 vehículos de reparto, proporciona la agilidad de entrega que demandan los clientes.

La nueva sede central de Reynasa supone un hito en su trayectoria, ya que pasa a centralizar todos sus servicios en Alcalá de Henares en una superficie de 9.400 metros cuadrados, que alberga tienda para clientes, parking gratuito, almacén, showroom, aula de formación y oficinas de gestión, así como una amplia sala de exposición con las últimas novedades de maquinaria para el taller, que permite al profesional ver de cerca los equipos y asistir a demostraciones para apreciar mejor sus funcionalidades.

Las nuevas instalaciones han permitido también aumentar la plantilla y reforzar aun más el equipo humano de Reynasa, compuesto por 250 profesionales del sector. Otro de los avances en los que está inmerso el distribuidor es el cambio inminente de su sistema de gestión global (ERP) por uno de última generación, que permitirá optimizar los procesos y ser aún más eficientes en el servicio prestado.

martes, 18 de septiembre de 2018

¿El aumento de las matriculaciones envía más coches al desguace?

El número de coches que acaban en el desguace crece en el primer semestre
A pesar de que en 2017 se matricularon 1,23 millones de coches, un 7,7% más que en 2016, según datos de la asociación de fabricantes Anfac, la tasa de achatarramiento, a la baja estos años, ronda el 50%: es decir, por cada 100 coches nuevos, solo se dan de baja 50.

Esto acarrea un problema de envejecimiento del parque de vehículos y, por tanto, de contaminación y seguridad. Pero la tendencia parece estar cambiando. En el primer semestre, los coches desguazados subieron un 20%, pasando de 323.111 unidades a 388.329 —tendencia que ya se empezó a notar a principios de año—, según publicaba recientemente El País. En esto influye la mejora de la situación económica y el aumento de las matriculaciones, impulsadas en los últimos meses por la entrada en vigor del ciclo WLTP.

La tasa de achatarramiento —la proporción de vehículos que se llevan al desguace respecto a los nuevos que entran en mercado— se sitúa alrededor del 50%. En años en los que había planes de incentivos de compra por parte de las Administraciones rondaba el 100%, es decir, prácticamente se daba de baja un coche por cada uno nuevo que entraba en el mercado. Entre enero y junio de 2018 se desguazaron 388.329 unidades y la tasa se situó en el 53%, mientras que en el mismo periodo de 2017 fue del 48%.

Según Anfac, el porcentaje aumenta lentamente porque la situación económica y la confianza son “mejores que hace cinco o seis años”. “Durante la crisis se amplió mucho el tiempo en el que la gente mantenía el vehículo, pasando de una media de renovación de 8 a 12 años y aún se mantiene esa costumbre”, explica su responsable de comunicación.

En este sentido, las asociaciones lamentan que la edad media de los vehículos esté en los 12 años, el dato más alto desde 2002, cuando comienza la serie estadística de Anfac. “Una edad media tan elevada trae problemas de contaminación y siniestralidad. Estos riesgos van a seguir aumentando si no se achatarra a un nivel mayor”, afirma Arancha García, de Anfac. Raúl Morales, de Faconauto, también incide en la peligrosidad del envejecimiento de los vehículos y explica que el achatarramiento está siendo “totalmente insuficiente”. “En 2020 el 62% de los vehículos tendrán más de 10 años. Ahora la tasa es del 30%”, comenta.

Coches viejos aún circulando

Entre 2015 y 2017 las matriculaciones crecieron, pero el número de bajas fue menor que antes de la crisis. “Hay que tener en cuenta factores de coyuntura económica como los sueldos medios, que hay más empleo, pero los sueldos son menores, el endeudamiento familiar y la capacidad de ahorro de las familias”, comentan desde Anfac. Desde la patronal apuntan que el bajo número de achatarramiento también se puede explicar por “la confusión” que tiene la población por los cambios en las políticas de circulación de las ciudades.

“Algunas personas compran, pero no se desprenden de los coches antiguos, mientras que otra parte directamente decide no comprar porque no sabe qué tipo de coche va a poder circular”, comenta García. Así, asegura que hay personas que adquieren coches eléctricos o híbridos para utilizar en el centro y el día a día y el vehículo antiguo lo mantienen para realizar viajes más largos.

En España hay unos 1.300 Centros Autorizados de Tratamiento (CAT), es decir, desguaces autorizados para achatarrar y dar de baja a los vehículos. De ellos unos 850 recuperan piezas y recambios, según cálculos de la asociación de desguaces Aedra. “Calculamos que debería haber más de 800.000 bajas al año, pero no pasan de 700.000”, explica su presidente Rafael Pardo, que asegura que se están desmatriculando menos coches al eliminar los planes de ayuda a la compra de un nuevo vehículo que requerían de la entrega de uno antiguo.

lunes, 17 de septiembre de 2018

¿Saben los conductores que deben identificar al taller que repara los defectos tras suspender la ITV?

¿Saben los conductores que deben identificar al taller que repara los defectos tras suspender la ITV?
La Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa), de la que Asboc es miembro, ha llevado a cabo durante las primeras semanas de septiembre una campaña informativa entre los talleres asociados a sus entidades miembro sobre la nueva normativa de aplicación en las ITV españolas.

Además de recordar cuestiones de tipo técnico, especialmente la puesta en marcha del control de emisiones a través de OBD en determinados vehículos, Conepa se ha centrado en la nueva información que han de pedir las ITV cuando el vehículo acude a sus instalaciones después de haber sido rechazo en una primera visita, tal y como ya publicamos en la web de Asboc, tal y como recoge el RD 920/2017, por el que se regula la inspección técnica de vehículos.

Pues bien, Conepa, a través de contactos con empresas de ITV de las zonas en las que operan las asociaciones de la federación, ha constatado que, en estos primeros meses tras la entrada en vigor de la nueva ITV, la petición de identificar a los talleres que han efectuado la reparación tras un rechazo ha ocasionado "bastante sorpresa y hasta perplejidad en los automovilistas" cuando éstos pasan la segunda inspección,

En este sentido, Conepa propone a sus talleres asociados "que sean proactivos en su papel de asesores de sus clientes y les expliquen  a los que estén en tal circunstancia que se les va a requerir tal identificación (razón social, más fácil a efectos prácticos, o NIF del taller) y que es bueno que lo hagan".

Asimismo, la federación ha informado también a AECA-ITV, la asociación de empresas que prestan servicios de ITV, de su iniciativa y ha pedido su colaboración para realizar un seguimiento de este asunto y acceder a estadísticas sobre las respuestas de los usuarios.

A juicio de Conepa, "el hecho de que los automovilistas identifiquen a los talleres en los que han realizado la necesaria reparación permitiría saber realmente qué porcentaje de operaciones se realizan mediante el otro concepto posible, la “autorreparación”, un amplio cajón de sastre al que interesa poner cifra".